Brett Stevens

Los tiroteos masivos provocan una pregunta instintiva: ¿locura o terrorismo?

Existe cierta superposición, por supuesto: la gente más propensa a llevar a cabo misiones suicidas es también la que ha renunciado a la vida, generalmente a causa de la depresión o de otras causas de salud mental.

En Munich, vemos un acontecimiento raro: un ciudadano nacido en Alemania de ascendencia iraní abre fuego en un centro comercial, y culpa a la intimidación que le ocurrió en la juventud, pero dispara (sobre todo) a turcos, griegos y otros extranjeros.

Esto se parece más a un tiroteo por tensión de diversidad, donde la pura tensión de ser un extranjero y reconocer la naturaleza tenue de esa posición condujeron a un acto de aparente locura que era más una protesta que terrorismo, muy semejante a como los asesinos de Columbine fueron enajenados por la sociedad que les rodeaba y decidieron por un híbrido de suicidio y venganza.

Cuando no puedes soportar vivir y sientes que tu entorno tiene la culpa, la combinación de autodestrucción y destrucción del mundo parece atractiva. En este caso, el tirador Ali David Sonboly siguió el patrón clásico del tiroteo, para luego retirarse a un suicidio solitario.

El Establishment no tardó mucho en dar al tiroteo de Munich el giro habitual:

El ataque se produjo en el quinto aniversario del tiroteo masivo llevado a cabo por Anders Breivik –  y la policía sospecha que los dos eventos están relacionados.

El jefe de policía Hubertus Andrae dijo: “esta conexión es obvia”.

El terrorista noruego mató a 77 personas e hirió a 319 en un ataque con bomba y pistola en Oslo y un campamento de verano a las afueras de la ciudad.

¿La conexión es obvia? Sólo de esta manera: Anders Breivik advertía que el multiculturalismo está matando a Europa y se comprobó que era cierto: Ali David Sonboly es el multiculturalismo.

De la conmovedora manera que la vida hace agridulces a muchas cosas o al menos complejas e internamente conflictivas, sin embargo, parte de lo que hizo la multicultura fue suicidarse, reconociendo que el multiculturalismo no funciona para nadie.

El asesino era miserable en Alemania. Puede también haber sido miserable si hubiera crecido en Irán, pero allí no habría sido un extranjero, ni hubiera sido intimidado por alemanes, griegos y turcos (presumiblemente) por su condición de forastero.

Como de costumbre, el Establishment de Izquierda se basa en la lógica categórica para engañarnos:

Ali David Sonboly = {Terrorista, alemán-iraní}

Anders Breivik = {terrorista noruego}

Ali David Sonboly ∩ Anders Breivik = {Terrorista}

∴ Ali David Sonboly = Anders Breivik

Lo que fue eliminado aquí: la motivación y los demás factores que inspiraron estos tiroteos.

Anders Breivik disparó a Izquierdistas como una forma de dar comienzo a una guerra entre las fuerzas que están destruyendo a Europa y las que tratan de salvarlo. El resultado final de su acto fue brillante: hizo a la gente darse cuenta de que hay un costo personal al ser izquierdista, y causó una retirada de la percepción del Izquierdismo como universalmente aceptado socialmente y beneficioso para el individuo sin ningún costo de oportunidad. En cambio, se identificó a los Izquierdistas como un enemigo. Este es un método mucho más inteligente que tirotear a la Multicultura, que se siente como intimidación para la mayoría de nosotros.

Ali Sonboly disparó a otras multiculturas y alemanes porque odiaba ser un forastero. Su objetivo era el opuesto de Breivik: él no quería salvar a Europa, sino destruirla, y puede o no haber identificado al multiculturalismo como parte de su miseria. A diferencia de Breivik, se suicidó y no dejó un manifiesto extenso, y todo lo que sabemos de él es lo que dijo en el tiroteo y lo que salió en los medios sociales.

El asesino se identificó como “alemán” durante el intercambio, después de que un espectador le gritó: “P*** extranjero!”

Él respondió:  “Yo soy alemán. Sí, qué, yo nací aquí. Crecí aquí en el área Hartz IV.”

Hartz IV se refiere a los beneficios de desempleo alemán.

Ali Sonboly aceptó la narrativa multicultural que nacer en Alemania lo hace a uno alemán (la teoría de la “Tierra Mágica”).

Su ira pudo haberse sido dirigida a sí mismo en otros multicultura, pero él no apuntaba al multiculturalismo en sí. En cambio se había concentrado en Alemania.

El Establishment de Izquierda lanzó sus primeras tomas informando que el tirador era un blanco caucásico con tendencias de extrema derecha que estaba apuntando a inmigrantes:

Hubo informes tempranos que el pistolero en el asesinato relámpago de Munich, Alemania pudo haber estado atacando a extranjeros o inmigrantes. Esos informes tenían a la gente preguntando: ¿era el pistolero de Munich un neonazi?

… CNN dice que la policía estuvo llamándolo inicialmente ataque terrorista, y que un testigo oyó al pistolero gritar “Allahu Akbar” antes de disparar a niños en la cara.

La razón de esto es que la chusma Izquierdista puede ser dependiente de tomar un meme y aferrarse a él, creyendo que una vasta conspiración de derecha trata de ocultar la verdad.

Por esta razón la prensa se apresura a clamar a cada tirador como neonazi, así puede avanzar en la narrativa a través de los actos de tontos útiles que escucharán lo que querían y luego cerrar sus mentes a todo lo demás y echar abajo a quien afirme lo contrario.

Que esta narrativa se desintegrara dentro de horas no importa. El Establishment tiene a su policía mamerto ahí para clamar que hay un vínculo “obvio” con Anders Breivik basado en la fecha del ataque, aunque hasta ahora ninguna evidencia ha surgido de ningún vínculo ideológico o motivacional entre Sonboly y Breivik.

Entrada original: http://www.amerika.org/politics/the-establishment-creates-a-narrative-spin-in-ali-sonboly-munich-shooting/

Traducción por Francisco Albanese.

Anuncios