Daniel Conversano

Resultado de imagen para guillaume faye daniel

Miércoles, 12 de Diciembre, 18:50

No le daré más vueltas al asunto. Guillaume Faye tiene una enfermedad grave. No está mejor de lo que aparece en su última aparición pública en este video, y no se pondrá mejor. Pero el viejo pirata es un luchador y está tratando de aguantar el mayor tiempo posible.

Durante las próximas tres semanas, Guillaume deberá permanecer en un hospital en Boulogne. Está recibiendo tratamiento médico, pero también rehabilitación por una fractura de cadera después de una mala caída en octubre. Luego de eso, se le permitirá ir a casa hasta su próxima cita para la radioterapia. Que sea dicho de una vez por todas: a menos que haya un milagro médico, Faye está condenado.

Quiero creer en su sanación y esperanza cada día que éste nos sorprenderá, y salvarlo de las garras invencibles del tiempo que pasa.

Queda por ver cuánto tiempo – precisamente – luchará valientemente contra esta tormenta, pero hay maneras en las que podemos ayudar.

Los que lo han estado siguiendo durante mucho tiempo saben bien y los que lo conocían en el mítico espectáculo que hizo a mi lado[1], lo entendieron a su vez: Guillaume Faye es un hombre brillante, un visionario, que vio la inundación de inmigrantes mucho antes que otros lo hicieran. Él describe las cosas como son, sin retórica extravagante, sin llamar la atención sobre sí mismo o jugar un rol. Es inflexible y tiene razón. Él es uno de esos raros pensadores de su edad (69 años) que incluye el factor étnico en su análisis.

Somos un movimiento comunitario. Uno de nuestros deberes primarios es ayudar a un camarada en necesidad.

En cualquier sistema tradicional, Guillaume Faye sería conocido como nuestro patriarca. Nuestro mentor. De hecho, él era para mí un mentor de muchas maneras. Su libro Arqueofuturismo formó virtualmente toda mi comprensión del nacionalismo y su futuro. Me enseñó mucho sobre la profesión de escritor.

Es necesario tener la gratitud con un hombre de este valor por todo lo que nos ha dado. Los que aún no lo conocen lo verán descubriendo su obra.

Con el fin de ayudarlo a luchar durante el mayor tiempo posible, se lo puede visitar en el hospital o en su casa cuando sea dado de alta. A Guillaume le gusta el diálogo vibrante, hablar de la política actual, escuchar a la gente hablar de sus viajes, leer (libros de ensayos y filosofía) y los chocolates.

No tenemos los medios para frenar su enfermedad, pero podemos ayudarlo a no hundirse en la desesperación, lo que precipitaría los acontecimientos de la manera equivocada, sin duda. En un estado de debilidad general, dormir bien (sentirse menos ansioso), soñar de nuevo, sonreír, comer bien, entrar en acción, proyectar… todas estas cosas son esenciales para luchar mejor contra esta enfermedad que te come desde dentro.

Añadiría que nuestro querido amigo, que es el más valiente de los valientes, había decidido escribir otro libro después de Guerre Civile Raciale (Guerra Civil Racial), que ahora estoy editando en preparación para su publicación. Su nuevo libro sería una novela, sombría y apocalíptica. La historia es simple, terrorífica y cautivadora, como verán cuando la lean.

Ésta es su batalla final, lo que quiere más que cualquier otra cosa es terminarla: crear, participar en la batalla de las ideas, ser un revolucionario de la mente. La última vez que hablamos, me dijo que estaba en una carrera contra el tiempo. Esta novela sería su obra más radical e importante.

Para alentarlo a permanecer en curso hasta que su trabajo se haga, usted puede visitarle entre las horas de 1:00 y 7:00 p.m. en el hospital, donde estará hasta al menos el final de diciembre. Más tarde podrá visitarlo en su casa cerca del Trocadero de París. Aquellos que deseen ir a verlo sólo tienen que enviarme un correo electrónico y les daré toda la información necesaria: danielconversano@tutanota.com o danielitoconversano@gmail.com.

Lo vi por mi parte hace 10 días y espero volver tan pronto como sea posible. La lamentable coincidencia de la vida hace que después de casi tres años sin parar en Francia, estoy por el momento atrapado en el extranjero, durante unos meses, en el momento de los chalecos amarillos y la enfermedad de Guillaume. Sin embargo, a menudo hablamos por teléfono y tengo la intención de verlo a principios del próximo año.

Nos necesita y merece nuestra ayuda. Sinceramente.

Los hermanos y hermanas de la red, ahora es el momento de actuar.

Para ayudar y hacer visitas a Guillaume Faye, escribirme aquí: danielconversano@tutanota.com

Les contaré todo.

Nuestro honor se llama lealtad.

[1] https://www.youtube.com/watch?v=RJWfmIvoGnw

Entrada original: https://www.suavelos.eu/des-nouvelles-de-guillaume-faye-comment-laider-et-lui-rendre-visite/ 

Traducción por Francisco Albanese.

Anuncios