Angel Millar

berserkers

Berserkers. Miembros de Operation Werewolf. Foto por Peter Beste (todos los derechos reservados)

En los últimos diez años aproximadamente, varios grupos y escuelas han aparecido utilizando una imagen que evoca a la Europa ancestral, enseñando o practicando alguna forma de arte marcial, o por lo menos algún tipo de ejercicio físico agresivo.

Debo decir que no apoyamos necesariamente a todos estos grupos o escuelas. Sin embargo, hay sin duda entre ellos puntos en que coincidimos en lo que se refiere a calidad, propósito y ambiciones. Algunos son, indudablemente, más legítimos que otros. Pero como un europeo que ha estudiado y escrito desde hace mucho sobre la historia espiritual de Europa y otros lugares, y que practica kung-fu chino tradicional, este fenómeno me interesa.

Esperamos analizar en un futuro algunas escuelas y tradiciones con mayor profundidad (como asimismo a sistemas de artes marciales asiáticos y de Medio Oriente), pero aquí quiero dar una visión general del renacimiento de las artes marciales europeas y descubrir por que este fenómeno ocurre hoy en día.

Artes Marciales Inglesas”:

La primera vez que escuché del fenómeno fue cuando me crucé con una propaganda sobre el libro de Terry Brown English Martial Arts. Brown escribe en su sitio web que “la literatura y la evidencia arqueológica contemporánea sugieren que las habilidades en artes marciales eran muy valoradas en toda Europa occidental antes del [año 1180 A.C.].”[1]

La cuestión de la legitimidad es una que, creo yo, está presente en todo aquél interesado en las religiones y tradiciones europeas ancestrales. Un siglo atrás, el autor y converso al catolicismo G.K. Chesterton criticó la práctica del paganismo en su época, no porque creyera que era inmoral, sino porque pensaba que el “nuevo paganismo” no era, como se autodenominaba, muy antiguo. Chesterton era de la opinión que los rituales del paganismo no poseían una continuación histórica desde la antigüedad hasta los tiempos modernos, salvo aquellos que habían sido incorporados al cristianismo (donde habían sido alterados). “Si alguien quiere sujetar el extremo final de una cadena que realmente se remonte a los rituales paganos, mejor es que agarre una guirnalda de flores en Pascua o una tira de salchichas en Navidad”- de seguro un final bastante ignominioso para la tradición pagana.

El mismo Brown sigue la tradición cambiante de las artes marciales europeas desde el folcwiga (guerrero) del periodo anglo-sajón, pasando por la era Tudor en su “Art Militaire and its civilian relative the Science of Defense.” Posteriormente, dice Brown, en la era Stuardo, lo último era denominado como la “noble ciencia de la defensa” o como “el noble arte de la defensa”, apuntando que “estos títulos fueron heredados por el boxeo”, recibiendo de esa forma el cristianismo algo del paganismo.

El problema para las artes marciales inglesas y europeas es el mismo que existe para el paganismo inglés y europeo. Esto es, ¿existe una continuidad desde la antigüedad hasta hoy? Si no, ¿cuán auténtico es? ¿Es el sistema efectivo? Y si lo es, ¿importa entonces la autenticidad?

Como dice en su página, Brown practicó kung-fu antes de enseñar artes marciales inglesas. Creo que él considera que resucitó las ancestrales artes marciales inglesas a partir de sus propias experiencias marciales y del examen de textos y artefactos antiguos. Y por supuesto, es cierto que, una vez completamente desarrollado, un sistema que consista en la práctica de pelear con un bastón probablemente se vería muy similar tanto en la China como en la Europa antigua, simplemente por el hecho de que quedaría claro para los practicantes que es lo que funciona y de que forma es más efectivo usarlo, y que es lo que no funciona. Esto también podría aplicarse, hasta cierto punto, a los golpes, patadas, etc. Pero seguramente también habrían fuertes disimilitudes, como las que existen entre sistemas relativamente cercanos como el kung-fu chino y el karate japonés, o entre el karate y el aikido (ambas japonesas).

Stav:

 


Sin embargo, el mismo Ivar Hafskjold, fundador del sistema de entrenamiento contemporáneo de stav, dice que “se quedó por 14 años en (…) Japón. (Ahí él) estudió artes marciales japonesas, principalmente shinto muso-ryu jo-jutsu y takeda-ryu aiki-jutsu. Esto, y discusiones con monjes shinto “me enseñó”, dice Hafskjold “un entendimiento más profundo sobre lo que había aprendido de mi familia durante mi niñez.”

Por su propia cuenta, “desde muy temprana edad” en su país natal Noruega, a Hafskjold le enseñaron “posturas rúnicas”, así como armas, como el bastón, y varias tradiciones folklóricas noruegas como medicina herbaria.

No es imposible que haya una historia más larga sobre la existencia de posturas rúnicas, aunque la práctica, como es entendido de otra forma, surgió en el seno del ocultismo de Alemania y Austria a principios del siglo XX, donde era conocido como “gimnasia rúnica” (retitulado más adelante “yoga rúnico”). En el caso del stav, las posturas rúnicas sirven para combatir (así como también las posturas de otros sistemas, por supuesto), aunque parece que esta escuela también las utiliza en un sentido más orientado a la meditación o en un sentido yóguico.

Operation Werewolf:

Fundada en los Estados Unidos, Operation Werewolf es un intento de descubrir en la edad moderna algo absolutamente primordial. Estéticamente, el grupo se basa en las runas y símbolos europeos antiguos — que puede ser visto como algo polémico, incluso por algunos “paganos” contemporáneos, pero también es un elemento que forma parte de una actitud desafiante al estilo Punk Rock (por ejemplo esta es una foto en su página web, donde aparece una chaqueta que un miembro de Operation Werewolf arrojó encima de una valla, cubriendo en parte una señal militar de “Prohibido el ingreso”).

Foto sacada del "War Journal" de Operation Werewolf. Foto de Leonardo Albiero.

Foto sacada del “War Journal” de Operation Werewolf. Foto de Leonardo Albiero.

Masculinidad y fuerza física extrema se valoran. Cráneos, huesos, sangre, pesas de hierro, tatuajes y pinturas de guerra, forman parte de ella. Y todo esto pone a Operation Wererwolf más allá de los límites de la escena espiritual contemporánea y de las sutilezas de la sociedad moderna.

Recientemente encontré el libro  Operation Werewolf: The Complete Transmissions escrito por Paul Waggener. Su libro expone la actitud, ideales y prácticas del grupo que él fundó, y que describe como “club de la pelea, club de motocicletas, régimen de fuerza y orden esotérica, por partes iguales”.

Según Waggener, Operation Werewolf “no es una declaración política, sino un puño sangriento en la cara de todas las instituciones de control, un mordisco furioso en las manos de los que tratan de azotar o esclavizar. No es derecha o izquierda, sino que está libre de esas ataduras del pensamiento dualista moderno.”

El libro de Waggener es extraño y fascinante, abarcando una amplia gama de influencias. Fomenta la fuerza física en los hombres y la capacidad de luchar. Fomenta un despiadado desarrollo personal mental y espiritual, comportándose, en relación a uno mismo, sin piedad ni mediaciones. Abarca aspectos tanto del esoterismo como de un estilo visual (particularmente en materia de levantamiento de pesas y otras disciplinas). Es crudo, vanguardista, rebelde y más genuinamente “pagano” que muchos grupos que hoy en día se describen a sí mismos como tales.

Centurion Method:

El Centurion Method fue ideado por Craig y Lucy Fraser en la antigua ciudad de Bath, (llamada Aquae Suilis por los romanos) en Gran Bretaña. Según healthgauge.com, Craig creó una serie de entrenamientos “basados en las hazañas y proezas de los guerreros celtas de la Gran Bretaña antigua, denominándolo ‘el método Conan o Cuchulainn’.” Esto evolucionó hacia un programa más desarrollado de ejercicio, convirtiéndose en el Centurion Method, diseñado para incluso tomar a “un humano sedentario y convertirlo en un dios.”

El Centurion Method cambia las comodidades de los gimnasios por la naturaleza o incluso el ambiente post-apocalíptico. Exposición a los elementos, el barro y la aspereza retorcida de la naturaleza son una parte de él. En lugar de pesas, los participantes levantan troncos o rocas, blanden un hacha o hacen dominadas en ramas de árboles. El Centurion Method incluye también entrenamientos tipo Cuerpo de Hierro o Palma de Hierro, asociados con el kung-fu y el karate.

Blood and Iron Martial Arts:

En el otro extremo del espectro se encuentra Blood and Iron Martial Arts de Canadá. En lugar de levantar rocas y troncos, los estudiantes regularmente practican con armas europeas tradicionales como la espada larga, el estoque, el dussack (machete) y el bastón. Una vez más avanzados, aprenden a utilizar algunas otras armas.

Blood and Iron es una “fusión de las técnicas históricas y la ciencia moderna,” y su “enfoque principal es formar luchadores de calidad capacitados en artes marciales europeas históricas.”

Asgarda:

Llamada así por la diosa guerrera celestial de la mitología nórdica, Asgarda fue fundada el año 2002 por Katerina Tarnouska, campeona mundial de kickboxing y profesora de educación física. Asgarda es una comunidad y movimiento de artes marciales sólo para mujeres, con sede en Ucrania.

Puñetazos, patadas, defensa personal, entrenamiento con armas tradicionales (como la espada), yoga y running son parte del plan de estudios de Asgarda.

Mientras que los medios de comunicación occidentales tienden a estar interesados (y francamente un poco decepcionados) en el movimiento porque se relaciona con ideas occidentales (y no ucranianas) del feminismo, como cristianas ortodoxas, el ethos de Asgarda es de inspiración tradicional, con vestidos tradicionales, entrenamientos en medio de la naturaleza y la creencia en los roles y relaciones tradicionales de hombres y mujeres. Tarnouska dijo a Vice Media que Asgarda es  “una forma de recuperar la casta de los guerreros en Ucrania”.

asgarda

Mujeres de Asgarda.

Francamente, me gusta lo que está haciendo Asgarda.

Systema:

RMAPatchEmbroid21431

Mientras que puede existir algún debate sobre si Rusia es parte o no de Europa, es claro que está culturalmente ligada a Europa y que comparte muchas tradiciones en común con ella (sin negar la influencia islámica y asiática en partes de Rusia). Y, puesto que Systema es uno de los sistemas más avanzados de las artes marciales europeas, creo que merece la pena incluirlo aquí.

“Cuando los comunistas llegaron al poder en 1917 suprimieron todas las tradiciones nacionales,” nos dice la página web de Systema. “Aquellos que practicaban el viejo estilo de lucha podían ser severamente castigados. Al mismo tiempo, las autoridades rápidamente se dieron cuenta de cuan viable y devastador el original sistema de combate era y quedó reservado sólo para unas pocas unidades de operaciones especiales. “

Systema fue fundado por Mikhail Ryabko y Vladimir Vasiliev. Ryabko, un ex coronel de la Unidad de Operaciones Especiales del ejército ruso, “fue entrenado desde la edad de cinco por uno de los guardaespaldas personales de Stalin y fue ascendido a las Spetsnaz (NdelT: Fuerzas especiales del ejército ruso) a los quince años. Vasiliev también sirvió con la Unidad de Operaciones Especiales rusa, así como con unidades de élite y equipos SWAT.

El sistema está diseñado para ser práctico, para desarmar y derribar oponentes con un máximo de velocidad y mínimo esfuerzo. Sin embargo, a pesar de su aplicabilidad en la calle, desarrolla el espíritu, la fuerza física y las habilidades de combate de sus miembros. Systema pretende crear “verdaderos guerreros.” Por otra parte, ve la espiritualidad como algo esencial para el carácter del individuo y la tradición rusa, basándose el movimiento en el cristianismo ortodoxo.

Como se enfatiza en el libro corto sobre systema, “Let Every Breath… Secrets of the Russian Breath Masters”,también se hace hincapié en la importancia de la postura natural y en los diferentes tipos de respiración en las artes marciales.

Mucho de esto se asemeja al kung fu y al chi gong, aunque systema también practica el aguantar la respiración (Nota: no intente esto sin un instructor). Aquí vemos uno de los elementos de las artes marciales y otro de la religión o lo espiritual juntos, ya que, según el libro ya mencionado (p. 58) los fundadores del sistema dicen “Señor, ten piedad”, a modo de oración, para poder calmarse a ellos mismos del pánico que existe naturalmente en momentos peligrosos y poder empujarse en tales circunstancias difíciles.

Palabras finales:

Como se mencionó al principio, el renacimiento de las artes marciales europeas y de sistemas de ejercicio físicos europeos incluye una gama de grupos y escuelas, algunas de las cuales, sin duda, no se reconocen una a la otra como legítimas. Una minoría reclama un misterioso y, creo, imposible de demostrar, linaje a través de las nieblas del tiempo. Algunos provienen del cristianismo ortodoxo, otros del paganismo. Algunos han surgido a partir de las artes marciales asiáticas.

La mayoría parece actuar creando tanto comunidades como sistemas marciales, especialmente — como ocurre con otras escuelas de artes marciales – crear comunidades de personas que creen que pueden ir más allá de las limitaciones normales. Son, como artes marciales que son, en la mayoría de los casos, intrínsecamente prácticas, haciendo hincapié en la defensa personal y en la salud — y, sin embargo profundamente románticas, sacando ideas tanto de las culturas ancestrales como de las concepciones modernas que se tienen sobre las culturas ancestrales.

Tales escuelas y comunidades no pueden ser para todo el mundo, pero su aparición sugiere que no sólo existe una insatisfacción creciente con la modernidad — y su atomismo, individualismo, comodidades insatisfactorias y tensiones a menudo aparentemente inútiles – pero que también existe, cada vez más, una conscientización de que la cultura europea y occidental no es lo mismo que la cultura moderna – pasando por sus centros comerciales a la política y por las intervenciones en otras partes del mundo a la histeria de las ventas del Black Friday y de la temporada electoral. Que hay, en otras palabras, algo arcaico, espiritual, oscuro, primordial y hermoso que se esconde en la historia y tradiciones de Europa, así como en la historia y tradiciones de Asia, África y otros lugares.

Desde mi perspectiva, tal despertar de lo arcaico sólo puede ser un cambio positivo, y el hecho de que se exprese a través de expresiones culturales creativas que potencian el cuerpo, la mente y espíritu, y que exhiben una actitud de auto-superación continua, sugiere que estos grupos se quedarán durante mucho tiempo.

Entrada original: https://phalx.com/2016/05/21/the-new-berserkers-the-re-emergence-of-european-martial-arts/

Traducido por Sebastián Vera

[1] http://www.terrybrownenglishmartialarts.com/about/

Anuncios