Paul Waggener

descarga

Una gran cantidad de personas en tu vida a la que llamas tus amigos quizás en realidad sean enormes pedazos de mierda que sólo están interesados en lloriquear, absorbiendo tu energía, haciéndote perder el tiempo y bajándote a su nivel.

Es posible que los llames “amigos” porque sientes la necesidad de tener un grupo para cumplir con ciertos requisitos básicos del hombre, considerando que este es lo que Aristóteles llamó “un animal social.”

También es posible que los mantengas a tu alrededor porque los conoces desde hace mucho tiempo, o porque realmente  no eres consciente sobre cómo una verdadera amistad debe operar.

Una  sana  y verdadera amistad es algo maravilloso de tener. En la obra poética nórdica “El Havamal”, se dice lo siguiente acerca de cómo en una amistad ambos ganan y  se sostienen:

  1. Con las armas y las telas se alegrarán los amigos,
    es siempre lo que más luce;
    quien regala, quien corresponde, serán amigos más tiempo,
    si es que el tiempo lo permite.
  1. Del amigo hay que ser amigo,
    dar regalo por regalo;
    risa por risa tendrán los hombres,
    mas falsedad por mentira.
  1. Del amigo hay que ser amigo,
    de él y sus amigos;
    mas de su enemigo nadie habría de ser
    amigo del amigo.
  1. Sabes, si un amigo tienes, en el que confías,
    y quieres que te haga bien:
    tu juicio ligarás al suyo, se harán regalos,
    y mucho se  visitarán.
  1. Joven fui en tiempos, fui por ahí yo solo,
    y me perdí en los caminos;
    rico me sentí cuando encontré a otro,
    es un hombre el gozo de otro.

Podemos ver aquí que según este parecer la mejor manera de mantener una amistad era intercambiando regalos, compartiendo sus pensamientos, pasando frecuentemente tiempo juntos  y siendo leales a la amistad a expensas de quienes están fuera de ella.

Yo diría que este es un muy buen estándar.

La palabra clave aquí es INTERCAMBIO. Con demasiada frecuencia, tanto en relaciones románticas como platónicas, un lado ofrece el trabajo y los otros beneficios secundarios, dejando al dador demasiado amargado y escurrido, agotado por la naturaleza vampírica de la llamada amistad, matrimonio, lo que sea.

Una de las mejores cosas que podemos hacer por nosotros mismos es mantener un ojo crítico sobre nuestras relaciones con otras personas y evaluar si hay un intercambio sano, o si ninguno da y todos toman. Identificar la pérdida de tiempo, a los vampiros de energía y la negatividad crónica, retirándolos de nuestras vidas con un simple “A la mierda, hasta aquí llega esto”, es una liberación y una desestresante acción, y te hará una mejor persona con una vida más plena.

La siguiente es una lista de características que se encuentran a menudo tanto en amistades como en relaciones amorosas que no son saludables y que deben terminar con extrema urgencia:

Ellos sólo quieren “pasar el rato.”

Pasar el rato es la desmotivación por antonomasia, el gran pasatiempo social del fracasado. Si todos tus amigos sólo quieren pasar el rato, especialmente si ese pasar el rato implica siempre alcohol o consumo de drogas, televisión o películas, es más que probable que sean uno de éstos.

Las buenas relaciones se basan en intereses mutuos y en ser aliados en el conflicto. Si tus amigos no están interesados en levantar pesas contigo, en practicar artes marciales, senderismo, acampar, montar a caballo, salir y perseguir la emoción, aventura y una mejor vida, esas amistades deben cortarse. Encuentra nuevos amigos en el gimnasio, en la pista, a través de la competencia. Ellos servirán mejor  a tu plan a largo plazo que esas  putas perezosas que pasan contigo el rato ahora.

Negatividad crónica.

Aquellos que se quejan mucho merecen las peores cosas en la vida. Si tu amigo o tu pareja siempre están quejándose de cosas en lugar de estoicamente ocuparse de ellos o  de buscar la manera de cambiarlas, dales la bota. Esto no quiere decir que una cierta cantidad de sana ventilación a un amigo de confianza no esté bien- pero hay una diferencia entre el venteo ocasional y un ataque constante de desánimo, lloriqueo y mierdas victimizantes. Una mentalidad de “pobre de mí” es una de las cosas más venenosas y agotadoras de tener alrededor. No hay tiempo para esto.

Bocazas y Reinas del drama.

Las personas que siempre están comentando mierdas o trayendo esa mierda a tu vida deben afeitarse, esterilizarse y destruirse. Hay bastantes problemas por ahí con los que debes lidiar sin tener ese amigo que siempre parece crear más o traer los suyos hacia ti.

¡Identifica este tipo de sanguijuela chupadora de sangre y quémala! ¡Te ahorrará tiempo, molestias, y tal vez incluso te salvará la vida! He tenido amigos en el pasado que eran esencialmente sólo una responsabilidad. Donde quiera que fuera, tenía que preocuparme de cuánto bebían y  cuán estúpidos se comportarían, quién de ellos haría un  enemigo y como tendría que ayudarles a lidiar ya que estaba “obligado por mi honor” como amigo a hacerlo.

A la mierda todo eso. Estás obligado por tu honor como hombre a quitar a estas personas de tu esfera de existencia y a ocuparte de ti mismo  en tus términos.

Del mismo modo, ¿una mujer que está constantemente creando y llevando el teatro a tu puerta como un gato callejero con un pájaro bebé muerto? Deshazte de la perra y sigue adelante con tu vida. Estas personas se alimentan del sentido de auto-importancia que obtienen de ellos mismos haciendo un tornado que barre a través del parque de casas rodantes de la vida. Evitar.

El perpetuo fiestero.

El alcohol habitual y constante es una de los más grandes desechos que hay. Sé de primera mano cuán destructivo e inútil es un hábito como éste. Mata tu billetera, tus neuronas, tu hígado y tu capacidad para disfrutar sin él.

Amigos que sólo quieren estar cerca cuando hay una fiesta o que siempre están tratando de ir al bar no son amigos. Ellos están tratando de arrastrarte a una adicción mutua, porque la miseria ama la compañía. Esto se aplica a todos los tipos de consumo de drogas.

Si tú vas a una fiesta o bebes,  yo ciertamente no estoy en contra de eso (¡Lejos de estarlo! ¡¡No hay  X´s  en estas manos todavía!!) – Sin embargo, me esfuerzo para ganarlo. Asegúrate de que si vas a tomar esa cerveza, te hayas destruido en el gimnasio durante toda la semana, hayas progresado en tu entrenamiento, hayas tenido una buena semana de negocios o perseguido otros esfuerzos positivos. Esto hará mejor el sabor de la cerveza y tú serás menos propenso a participar en borracheras porque sabes que es un obstáculo para tus objetivos.

Una palabra rápida sobre las relaciones románticas.

Este tema, probablemente debería tener su propio artículo, pero por el bien de la brevedad, sólo preguntaré esto:

¿Tu mujer te respeta, te trata como a un dios en público y en privado, suscribe a tus valores y hace que tu vida sea menos estresante y más satisfactoria?

Si no puedes responder afirmativamente a todas las preguntas, la única opción es cortarla inmediatamente.

Las preguntas anteriores, sin embargo, se basan en la vida que vives. Si no eres merecedor de aquel trato porque eres débil, sumiso, grasiento, sin rumbo, quebrado y perezoso, entonces es ella quién debería haber terminado contigo hace mucho tiempo.

La única forma de atraer a una hembra sólida es siendo sólido. En lugar de perder tiempo en Tinder  y otros degenerados sitios de citas, masturbándote con pornografía y deseando poder encontrar “una buena mujer”, primero date una larga mirada crítica a ti mismo. ¿Eres digno de una buena perrita? ¿Por qué ninguna mujer quiere estar contigo? En primer lugar, haz que merezcas la pena. A la larga, una buena va a llegar. Es esencialmente lo mismo que hacer un buen negocio. Si estás proporcionando un excelente contenido, los clientes te seguirán. Si proporcionas basura inútil, no esperes que tus acciones se incrementen.

Sal ahí fuera y haz algo de ti mismo, y corta la podredumbre.

XCII

Entrada originalhttp://www.operationwerewolf.com/warjournal/2016/4/27/simple-rules-for-a-savage-existence-pt-ii-identifying-negative-relationships

Traducción: Patricio Villena

Anuncios